Y el Adviento llegó…

adviento_1116

Esta celebración comienza el domingo más cercano al 30 de noviembre y culmina el 24 de diciembre, abarcando en su totalidad los cuatro domingos previos a la Navidad y durando entre 22 y 28 días, según el año.

El pasado miércoles día 23 de noviembre tuvimos la gran suerte de poder escuchar una charla de Fr Joe sobre el Adviento. Uno no deja de conocer y aprender nuevas cosas y es estupendo poder hacerlo en tu propio idioma hasta en la distancia, lejos de tu país, de tu familia, de tu parroquia. Así da gusto y por ello damos gracias a Dios.

He aquí un mensaje del padre (Fr Joe) que nos puede ayudar a todos a saber vivir plenamente y con sentido esta espera y preparación, este Adviento, para recibir con gran alegría la Navidad, el nacimiento de Jesús.

Estimados amigos,
 
Durante la charla de ayer acerca del Adviento y Navidad, muchos me pidieron que les hiciera llegar los recursos, asi como la presentacion en power point. Pues aqui la podeis ver.
 
Espero que os sea util para celebrar estos dias como se merecen. Y asi nos llenes de la alegria propia de las fechas.
 
 
https://www.pinterest.com/pin/71916925275521477/       Buenas acciones y aptitudes para ofrecer a Jesus en cada dia del adviento (GRAFICO)

1. Pesebre y pajas:

En esta actividad se va a preparar un pesebre para el Niño Dios el día de su nacimiento. El pesebre se elaborará de paja para que al nacer el niño Dios no tenga frío y la paja le dé el calor que necesita. Con las obras buenas de cada uno de los niños, se va a ir preparando el pesebre. Por cada buena obra que hagan los niños, se pone una pajita en el pesebre hasta el día del nacimiento de Cristo.

2. Vitral del Nacimiento:

En algún dibujo en el que se represente el Nacimiento los niños podrán colorear algunas parte de éste cada vez que lleven a cabo una obra buena para irlo completando para la Navidad.

3. Calendario Tradicional de Adviento:

En esta actividad se trata de que los niños hagan ellos mismos un calendario de Adviento en donde marquen los días del Adviento y escriban sus propios propósitos a cumplir. Pueden dibujar en la cartulina el día de Navidad con la escena del nacimiento de Jesús. Los niños diario revisarán los propósitos para ir preparando su corazón a la Navidad. Este calendario lo podrán llevar a la Iglesia el día de Navidad si así lo desean.

Se sugieren los siguientes propósitos:

  1. Ayudaré en casa en aquello que más me cueste trabajo.
  2. Rezaré en familia por la paz del mundo.
  3. Ofreceré mi día por los niños que no tienen papás ni una casa donde vivir.
  4. Obedeceré a mis papás y maestros con alegría.
  5. Compartiré mi almuerzo con una sonrisa a quien le haga falta.
  6. Hoy cumpliré con toda mi tarea sin quejarme.
  7. Ayudaré a mis hermanos en algo que necesiten.
  8. Ofreceré un sacrificio por los sacerdotes.
  9. Rezaré por el Papa.
  10. Daré gracias a Dios por todo lo que me ha dado.
  11. Llevaré a cabo un sacrificio.
  12. Leeré algún pasaje del Evangelio.
  13. Ofreceré una comunión espiritual a Jesús por los que no lo aman.
  14. Daré un juguete o una ropa a un niño que no lo tenga.
  15. No comeré entre comidas.
  16. En lugar de ver la televisión ayudaré a mi mamá en lo que necesite.
  17. Imitaré a Jesús en su perdón cuando alguien me moleste.
  18. Pediré por los que tienen hambre y no comeré dulces.
  19. Rezaré un Ave María para demostrarle a la Virgen cuanto la amo.
  20. Hoy no pelearé con mis hermanos.
  21. Saludaré con cariño a toda persona que me encuentre.
  22. Hoy pediré a la Santísima virgen por mi país.
  23. Leeré el nacimiento de Jesús en el Evangelio de S. Lucas 2, 1-20.
  24. Abriré mi corazón a Jesús para que nazca en él.

4. Los que esperaban a Cristo:

En esta actividad se trata de lograr hacer una lista con 24 ó 28 nombres (dependiendo del número de días del Adviento) de personajes del Antiguo y del Nuevo Testamento que esperaban la venida del Mesías. Se buscarán en la Biblia, se dibujarán los personajes y se recortarán. Atrás, se les pondrá el nombre de quién es y qué dijo o hizo este personaje. Se puede utilizar como juego.

Algunos personajes que se pueden incluir:

  • Abraham: Dios le dijo a Abraham que su descendencia iba a ser numerosa como las estrella del cielo y lasa arenas del mar, y sí fue.
  • David: Dios le dijo al rey David que el Mesías iba a ser de su familia.
  • Isaías: Dios le dijo al profeta Isaías que el Mesías iba a nacer de la Virgen.
  • Jeremías: Dios le dijo al profeta Jeremías que cuando naciera el Mesías, Él iba a dar a los hombres un corazón nuevo para conocerlo y amarlo mucho.
  • Ezequiel: Dios le dijo al profeta Ezequiel que el Mesías iba a resucitar.
  • Miqueas: Dios le dijo al profeta Miqueas en Belén iba a nacer su Hijo.
  • Oseas: Dios le dijo al profeta Oseas que de Egipto iba a llamar a su Hijo.
  • Zacarías: Dios le dijo al profeta Zacarías que su hijo iba a entrar en Jerusalén montado en burro.
  • Hombres Sabios o Reyes Magos: esperaban la venida del Salvador de los hombres.
  • Los pastores: Fueron avisados por un ángel del gran acontecimiento.

Aquí 5 cosas que todo cristiano debe saber de la famosa Corona deAdviento.  

1. Es ejemplo de la cristianización de la cultura

La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar el fuego del dios sol y pedirle que regresara con su luz y calor.

Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas y les enseñaron que debían aprovechar esta Corona de Adviento como medio para esperar a Cristo, celebrar su natividad y rogarle que infunda su luz en sus almas.

2. Su forma circular es signo del amor de Dios

El círculo es una figura geométrica que no tiene ni principio ni fin. La Corona de Adviento recuerda que Dios tampoco tiene principio ni fin, por lo que refleja su unidad y eternidad. Es señal del amor que se debe tener hacia el Señor y al prójimo, que debe renovarse constantemente y nunca detenerse.

3. Las ramas verdes representan al Cristo vivo

Verde es el color de la esperanza y la vida. Las ramas representan que Cristo está vivo entre nosotros, y el color verde recuerda la vida de gracia, el crecimiento espiritual y la esperanza que debemos cultivar durante el Adviento. El anhelo más importante debe ser el llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre, así como el árbol y sus ramas.

4. Las cuatros velas representan cada domingo de Adviento

Las velas permiten reflexionar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo, como las velas de la Corona.

En este sentido, así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando cada vez más con la cercana llegada de Cristo al mundo.

Las cuatro velas que se colocan en la Corona de Adviento se van prendiendo semana a semana, en los cuatro domingos de adviento, y con una oración especial.

5. Una de las velas es rosada

Tradicionalmente las velas de la Corona de Adviento son tres moradas y una rosada que se enciende el Tercer Domingo de Adviento. El color morado representa el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio que debemos tener para prepararnos adecuadamente para la llegada de Cristo.  Mientras que la rosada representa el gozo que sentimos ante la cercanía del nacimiento del Señor.

En algunos lugares, todas las velas de la Corona se sustituyen por velas rojas y en la Noche de Navidad, en el centro, se coloca una vela blanca o sirio simbolizando a Cristo como centro de todo cuanto existe.

Sugerencias

a) Ármala o decórala en familia y motiva a los niños a vivir el Adviento explicándoles esta costumbre y su significado.

b) Colócala en un sitio especial del hogar, de preferencia en un lugar fijo donde la puedan ver los miembros de la familia para recordar la venida de Jesús y la importancia de prepararse para laNavidad.

c) Establece con anticipación el horario en el que se encenderán las velas y usa una liturgia cada semana.

d) Recuerda que así como se prepara la visita de un invitado, con la tradición de la Corona esperamos a Jesús, el invitado más importante que podemos tener en nuestra familia.

e) En las liturgias de Adviento, distribuye las funciones entre los miembros de la familia para que todos participen y se sientan involucrados en la ceremonia.
Estos son algunos roles:

  • Arreglar y limpiar el lugar donde irá la Corona antes de comenzar la liturgia.
  • Encender y apagar las velas.
  • Dirigir el canto o poner la grabadora con algún villancico.
  • Dirigir las oraciones.
  • Leer las lecturas.
  • =====================
  • Liturgias Familiares de Adviento

https://www.aciprensa.com/ recursos/liturgias-familiares- de-adviento-1755/

INDICACIONES

La corona sin ninguna vela encendida. Crear un ambiente recogido, con poca luz. Es recomendable colocar una imagen de la Virgen al lado de la corona, con un cirio a sus pies. De este cirio se puede tomar la llama para encender la primera vela de la corona.

TODOS: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

MONITOR: Nuestro auxilio es el nombre del Señor.

TODOS: Que hizo el cielo la tierra.

MONITOR: Comenzamos un nuevo año litúrgico con el tiempo de Adviento, tiempo de preparación y espera. Encender, semana tras semana, los cuatro cirios de esta corona debe ser un reflejo de nuestra gradual preparación para recibir al Señor Jesús en la Navidad. Las luces de las velas nos recuerdan que Él es la Luz del mundo que ha venido a disipar las tinieblas. El color verde de la corona simboliza la vida y la esperanza que Él nos ha venido a traer.

LECTOR: Lectura tomada del libro del profeta Isaías: “Levántate, brilla, Jerusalén; que llega tu luz y la gloria del Señor amanece sobre ti. Pues mira como la oscuridad cubre la tierra, y espesa nube a los pueblos, mas sobre ti amanece el Señor y su gloria sobre ti aparece”.

MONITOR: Quien dirige la oración, con las manos juntas, dice:

Nos recogemos unos instantes en silencio, e inclinando nuestras cabezas, vamos a pedir que el Señor bendiga esta corona de Adviento.

Oremos

La tierra, Señor, se alegra en estos días,
y tu Iglesia desborda de gozo
ante tu Hijo, el Señor Jesús,
que se avecina como luz esplendorosa,
para iluminar a los que yacemos en las tinieblas,
de la ignorancia, del dolor y del pecado.
Lleno de esperanza en su venida,
tu pueblo ha preparado esta corona
con ramos del bosque y la ha adornado con luces.
Ahora, pues, que vamos a empezar
el tiempo de preparación
para la venida de tu Hijo,
te pedimos, Señor,
que, mientras se acrecienta cada día
el esplendor de esta corona, con nuevas luces,
a nosotros nos ilumines
con el esplendor de Aquel que,
por ser la Luz del mundo,
iluminará todas las oscuridades.
Te lo pedimos por Él mismo
que vive y reina por los siglos de los siglos.

TODOS: Amén.

MONITOR: Vamos a encender ahora la primera vela de nuestra corona mientras cantamos la primera estrofa de:

HOY SE ENCIENDE UNA LLAMA (u otro canto apropiado)

Hoy se enciende una llama
en la corona de Adviento
que arda nuestra esperanza
en el corazón despierto
y al calor de la Madre
caminemos este tiempo

Un primer lucero se enciende
anunciando al Rey que viene
preparad corazones
allánense los senderos

Hoy se enciende una llama
en la corona de Adviento
que arda nuestra esperanza
en el corazón despierto
y al calor de la Madre
caminemos este tiempo.

TODOS: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

BUSCANDO POSADA PARA MARIA Y JOSE Y EL NINO

https://www.aciprensa.com/ recursos/buscando-posada-para- santa-maria-y-san-jose-1763/

«Sucedió que por aquellos días salió un edicto de César Augusto ordenando que se empadronase todo el mundo. Este primer empadronamiento tuvo lugar siendo gobernador de Siria Cirino. Iban todos a empadronarse, cada uno a su ciudad. Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David, para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta. Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento.» (Lc 2,1-7)

Sentido de la liturgia

Esta liturgia rememora el momento en que Santa María y San José buscaban  un lugar donde alojarse pues había llegado la hora del alumbramiento. En los momentos previos a la Navidad, la dinámica del dolor-alegría se hace particularmente presente en los padres de Jesús: dolor por no hallar posada para recibir aunque sea con humano decoro al Señor de los señores, y la alegría de la hora cercana de la Natividad.

Se trata, pues, de tomar conciencia de este dinamismo presente en la espera y en el misterio de la Natividad y de vivirlo en comunión con María y con José en estos días previos al nacimiento del Señor Jesús y, de este modo, prepararnos para acoger activamente la Palabra reconciliadora.

Materiales:

· Una imagen de Santa María
· Una imagen de San José
· Una biblia
· Algunas velas
· Lugar apropiado para colocar las imágenes y las velas
· Textos de esta liturgia

Indicaciones:

1. Esta liturgia se realiza en la casa de una familia, cualquier día cercano a la Navidad.

2. Participan dos o más familias: la(s) que pide(n) alojamiento y la(s) que recibe(n) a María y a José.

3. Preferentemente el padre y la madre de la familia visitante portarán las imágenes. Los demás miembros de la familia llevarán cada uno una vela.

4. La familia que va a alojar a José y a  María en su hogar debe tener preparado el lugar donde pondrán las imágenes, y los hijos tendrán velas apagadas que luego pondrán al pie del nacimiento.

5. La distribución de diálogos debe hacerse previamente.

6. Es recomendable que la casa donde se realiza la liturgia tenga poca iluminación.

Liturgia:

(En la puerta de la casa. Los hijos de la familia visitante portan velas encendidas).

TODOS: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sean glorificados en todo tiempo y lugar por la Inmaculada Virgen María. Que así sea. Amén.

MONITOR: Ya está cerca la noche en que celebraremos el nacimiento del Reconciliador. Nos queremos preparar para poder recibir en nuestros corazones al Señor Jesús. Iniciemos esta liturgia cantando: “Ven pronto Señor” (u otro canto apropiado).

1. Oh Pastor de la Casa de Israel,
trae a tu pueblo la ansiada salvación.
Verbo Eterno de la boca del Padre,
fuiste anunciado por labios de profeta.

¡VEN PRONTO, SEÑOR! ¡LLEGA, OH SALVADOR! (2 v.)
¡VEN, SEÑOR JESÚS! ¡VEN, LIBERADOR!
¡CIELOS, LLOVED VUESTRA JUSTICIA!
¡ÁBRETE, TIERRA, HAZ GERMINAR AL SALVADOR!
 (2 v.)

2. El clamor de los pueblos se levanta.
Hijo de David, las naciones te esperan.
Queremos la llegada de tu Reino.
Ven a liberar del pecado a los pueblos.

3. Emmanuel, Salvador de las naciones,
eres esperanza del pueblo peregrino.
Sol naciente, esplendor de la justicia,
Tú nos salvarás con tu brazo poderoso.

4. Esperanza de una Mujer humilde:
ved a la doncella, que pronto dará a luz.
Silenciosa, espera al Salvador:
llega ya la hora de la liberación.

FAMILIA VISITANTE: Venimos a pedir posada para la que va a ser Madre del Salvador y Reconciliador y para su fiel esposo José. Dios los premiará y los colmará de innumerables bendiciones.

FAMILIA QUE ACOGE: Entren buenos peregrinos y reciban alojamiento, no sólo en esta morada, sino sobre todo, en nuestro corazón.

FAMILIA VISITANTE: Reciban a San José en su hogar y que él los acompañe en este tiempo de espera y para siempre.

(El padre entrega la imagen de San José)

FAMILIA QUE ACOGE: Acogemos a San José en nuestro hogar y en nuestros corazones y nos comprometemos a vivir de manera especial en este tiempo de adviento la humildad, la paciencia y la docilidad frente a los planes de Dios al igual que él.

FAMILIA VISITANTE: Reciban a Santa María en su casa, que Ella sea modelo de espera confiada y gozosa  y los cubra con su manto protector.

(La madre entrega la imagen de Santa María)

FAMILIA QUE ACOGE: Con el corazón lleno de alegría por tener a la Madre del Salvador en nuestra casa, nos comprometemos a prepararnos fervorosamente para la venida del niño Jesús.

(Entran en la casa y ponen las imágenes en el lugar previamente preparado)

LECTURA (Jn 1, 9 – 12)

Lectura tomada del evangelio según San Juan:

“La Palabra era la luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo. En el mundo estaba y el mundo fue hecho por ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron”.

(Breve momento de silencio meditativo)

FAMILIA QUE ACOGE: Sabiendo que el Señor Jesús es la Luz del mundo, pero que muchos no quisieron recibirla, ustedes hijos…, van a encender sus velas en señal de que todos nosotros sí queremos acoger la luz que nos trae el Señor.

(Los miembros de la familia que acoge, acompañados del diálogo siguiente, encienden sus velas de los miembros de la familia visitante)

MIEMBRO DE FAMILIA VISITANTE: Toma esta luz, la luz de la Navidad que es Cristo. Deja que ella aleje el frío y el miedo de tu corazón y te otorgue el ardor del amor.

MIEMBRO DE LA FAMILIA QUE ACOGE: Que la luz de Cristo brille en nuestro corazón y nos ayude a vivir la fe, la esperanza y el amor en nuestras familias.

MONITOR: Podemos elevar a Dios nuestras intenciones y súplicas.

(Se pueden hacer peticiones por la Iglesia, por el Santo Padre, por el mundo, por los más pobres y necesitados, por las familias presentes y por todas las familias del mundo, por intenciones particulares…)

MONITOR: Como comunidad de cristianos que somos, recemos juntos la oración del  Padre Nuestro.

(También se puede rezar el Ave María u otra oración apropiada).

MONITOR: Terminemos esta liturgia cantando VEN, SEÑOR (u otra canción apropiada)

VEN, VEN, SEÑOR, NO TARDES,
VEN, QUE TE ESPERAMOS.
VEN, VEN, SEÑOR, NO TARDES.
VEN PRONTO, SEÑOR.

1.  El mundo muere de frío, el alma perdió el calor,
los hombres no son hermanos, el mundo no tiene amor.

2.  Envuelto en sombría noche, el mundo, sin paz, no ve,
buscando va una esperanza, buscando, Señor, la fe.

3.  Al mundo le falta vida, al mundo le falta luz,
al mundo le falta el cielo, al mundo le faltas Tú.

TODOS: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sean glorificados en todo tiempo y lugar por la Inmaculada Virgen María. Que así sea. Amén

Padre Jose Luis Lopez Carpio
Anuncios

Acerca de catequesisingapore

Somos un grupo de Católicos que organizan la catequesis en español en Singapur
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s